Es probable que todos los jueces del Condado de Cook que se postularon a la reelección —incluyendo Toomin — se queden en sus cargos

Print

Este artículo está disponible en español gracias al proyecto “Traduciendo las noticias de Chicago”, del Instituto de Noticias Sin Fines de Lucro (INN). Traducido por Gisela Orozco. Read the story in English.

Cada juez del Condado de Cook que se postulaba para permanecer en su cargo, parecía estar preparado para conservar su lugar en el estrado, como reportaron durante la mañana del miércoles todos los precintos de Chicago y en los suburbios del Condado de Cook.

Sólo un juez, Mauricio Araujo, no obtuvo el 60% de los votos a favor para mantener su escaño. Pero Araujo ya había renunciado en octubre, después de que un panel disciplinario encontró pruebas “claras y convincentes” de que había acosado a mujeres mientras trabajaba. Casi la mitad de los votantes del Condado de Cook eligieron reelegir a Araujo, cuyo nombre permaneció en la boleta electoral a pesar de su renuncia.

Investigations that expose, influence and inform. Emailed directly to you.

Source

En la carrera judicial más seguida de este año, el juez Michael Toomin, un veterano de 40 años de la magistratura que preside la división de justicia juvenil de la corte, parecía muy probable que mantuviera su escaño con un 62% de votos a favor, según se reportó el miércoles a las 10 a.m.

El miércoles, con más del 97% de los precintos que reportaron su conteo de votos, Toomin obtuvo un mayor apoyo en los suburbios del Condado de Cook, donde logró un 64% de votos a favor, en comparación del 60% que obtuvo en Chicago.

En septiembre, el Partido Demócrata del Condado de Cook optó por no apoyar a Toomin o Araujo, y envió materiales electorales a los votantes diciéndoles que votaran en contra de que éstos se mantuvieran en sus cargos. Los partidarios de Toomin han dicho que la medida fue una retribución política por su decisión de nombrar al fiscal especial Dan K. Webb en el caso contra Jussie Smollet, ex actor de la serie “Empire”.

Alegaron que eso lo puso en desacuerdo con la fiscal estatal del Condado de Cook, Kim Foxx, y su aliada cercana, la presidenta de la junta de comisionados del Condado de Cook, Toni Preckwinkle, quien también preside el comité del partido.

(La noche del martes, Foxx declaró la victoria sobre su rival republicano Pat O’Brien).

El Comité de Rendición de Cuentas Judicial, un grupo de abogados y ex jueces, también se movilizó contra Toomin, junto con activistas; argumentaron que se ha opuesto a las reformas de la justicia juvenil y que trató duramente a los jóvenes en su corte, especialmente durante la pandemia, ya que muchos buscaron la liberación de emergencia de la detención.

En su esquina, Toomin tuvo a la alcaldesa de Chicago Lori Lightfoot, quien fue la invitada principal en un evento virtual de recaudación de fondos para Toomin, realizado el mes pasado. Lightfoot defendió su decisión de apoyarlo mientras que el martes, Mary Difino, quien es una activista del norte de la ciudad, la cuestionaba. “Estoy feliz de apoyar al juez Toomin porque es un buen juez”, dijo Lightfoot en un intercambio que Difino publicó en Twitter.

La noche del martes, Hanah Jubeh, portavoz del comité de acción política que apoyó a 59 de los 60 jueces que buscaban su retención, celebró los resultados en una declaración hecha a Injustice Watch.

“Cada día, los jueces son llamados a tomar decisiones difíciles. Es peligroso cuando los políticos deciden distorsionar sus registros para influir en una elección. Hoy, los votantes hablaron y prefirieron rotundamente mantener un poder judicial independiente libre de la influencia política”, dijo Jubeh.

Además de Toomin, tres jueces también parecían ganar por muy poco sus carreras de retención, obteniendo menos del 65% de los votos: Jackie Portman-Brown, John Mahoney, y Patricia Martin, quien ha anunciado sus planes para retirarse antes de que comience el próximo mandato judicial el 7 de diciembre.

En 2018, sólo un juez ganó la retención de su cargo con menos del 65% de los votos. Ese año, Matthew Coghlan también se convirtió en el primer juez del Condado de Cook en perder un intento de retención desde 1990, cuando siete jueces perdieron sus asientos.

Brendan Shiller, presidente de la junta de Responsabilidad Judicial del PAC, dijo que estaba decepcionado con los resultados del martes. Pero destacó que en esta elección, que el mayor número de los jueces no sobrepasaran el 65% de votos a favor esta elección, significó un aumento de la atención pública en las disputas judiciales.

“Desearía que Toomin hubiera perdido. Pero estoy feliz de que se  hiciera responsable y se viera obligado a luchar con uñas y dientes para mantenerse [en su cargo]”, agregó. “Creo que la tendencia todavía va hacia una manera en la que podemos esperar que estas contiendas sean reales”.

Sólo hubo dos contiendas disputadas en los subcircuitos suburbanos del norte para asientos abiertos en el Tribunal de Circuito del Condado de Cook.

En el subcircuito 12, los resultados no oficiales mostraron que el republicano Frank DiFranco venció a la demócrata Patricia Fallon por un margen de 54 a 45. En el subcircuito 13, la contienda entre la demócrata Susanne Groebner y el republicano Gary Seyring  —una revancha de la primaria republicana de 2018— se mantuvo demasiado cerca para ser convocada el miércoles.