Pregúntele a un abogado: 5 consejos para los no-ciudadanos en la corte penal

Read this story in English

Los residentes del Condado de Cook que no son ciudadanos estadounidenses, incluidos los titulares de residencias permanentes, corren el riesgo de ser deportados si son condenados por ciertos delitos.  Se supone que los abogados defensores y los jueces deben informar a los no-ciudadanos si los cargos que enfrentan podrían conducir a su deportación, pero eso no siempre sucede.  Para abordar este descuido, la Oficina del Defensor Público del Condado de Cook creó una nueva unidad de inmigración que trabajará con defensores públicos, fiscales y grupos comunitarios para garantizar que los no-ciudadanos sean advertidos cuando un acuerdo de culpabilidad pueda dañar su capacidad para permanecer en los EE. UU.

April Alonso for Borderless Magazine/Catchlight Local

Hena Mansori, abogada principal de la nueva unidad de inmigración en la Oficina del Defensor Público del Condado de Cook, cerca de su casa el 22 de marzo, en el lado noroeste de Chicago.

Le pedimos a Hena Mansori, jefa de la nueva unidad de inmigración, que ofreciera consejos para los no-ciudadanos que entran en contacto con el sistema judicial.  Los cinco consejos a continuación se basan en esa conversación.  Haga clic aquí para descargar una versión en PDF.

1. Reconocer los delitos deportables

Aprenda qué delitos pueden afectar su estatus migratorio. Hay dos categorías comunes de delitos deportables: delitos graves, que incluyen más de 30 delitos y delitos de vileza moral, que pueden ser muy vagos.

2. Reportar su estado

Si es arrestado, dígale a su abogado defensor que usted no es un ciudadano y proporciónele un historial de inmigración exacto. Todo lo que le diga a su abogado es confidencial y no será compartido con ICE.

3. Solicitar un abogado de inmigración

Su abogado defensor está obligado a averiguar las consecuencias de inmigración de cualquier cargo pendiente. Pídales que consulten a un abogado de inmigración, para que pueda obtener consejos precisos y evitar consecuencias colaterales.

4. Revisar cualquier acuerdo de declaración de culpabilidad

Las penas alternativas, como la libertad condicional, también pueden considerarse condenas en virtud de la legislación de inmigración. Hable con su abogado sobre si cualquier acuerdo podría perjudicar su estatus migratorio. Incluso si usted es un residente permanente legal, una condena penal podría complicar acciones, como viajar fuera del país.

5. Conozca sus derechos

Independientemente de su estatus migratorio, usted tiene los mismos derechos que cualquier otra persona en la corte penal, incluyendo el derecho a un abogado.

Esta publicación ha sido actualizada. Traducido por Claudia Hernández para Borderless Magazine. Este artículo fue producido en colaboración con Report for America y The Chicago Reporter.